los egresados titulados pueden trabajar en diferentes escenarios clínicos: hospitales, oficinas privadas, centros de rehabilitación del sector público, privado y social, instituciones deportivas, instituciones educativas y servicios de salud en el hogar. Así, pueden atender diferentes grupos poblacionales y áreas de especialización.