El egresado de esta carrera suele ocupar puestos en: universidades, industrias, hospitales, centros de investigación educativa y médica, y en agencias reguladoras gubernamentales. Realizando funciones de coordinación para ambos campos: la ingeniería y la medicina. En la industria, puede crear planes donde es esencial la comprensión profunda de los sistemas vivos y de aplicaciones tecnológicas.