En el sector privado, se desempeñará en los sectores productivos, comerciales y de servicios, tales como el sector financiero, la banca de desarrollo, las instituciones bancarias y financieras, la bolsa y las casas de bolsa, y los corredores públicos.

En el sector público se desenvuelve como promotor económico, formula proyectos de inversión de gran alcance social, analiza los proyectos desde un enfoque financiero y social, actúa como consejero de diputados, senadores, presidentes municipales, gobernadores, secretarios de estado y en el gabinete económico del país.

También se podrá desenvolver dentro del sector financiero de las instituciones públicas.

Como profesional independiente, atiende a la pequeña y mediana industria, formulando proyectos, evaluando su actuación financiera, y actúa como soporte para obtener financiamiento de diferentes fuentes. En despachos o asociaciones de profesionales financieros se caracterizan por ser asesores, consultores y soporte de las empresas.

El entorno operativo financiero de las empresas privadas es el campo que más requiere de los financieros en las áreas productivas, comerciales y de servicios.