El ingeniero agrónomo desempeña un importante papel en todas las áreas de la producción agropecuaria nacional. En las instituciones oficiales realiza labores de investigación, planeación, evaluación y asesoría de programas de apoyo y fomento para el desarrollo estratégico nacional. En las empresas de la iniciativa privada ofrece sus servicios como promotor de tecnologías actualizadas, para incrementar la productividad del agro.

Además, puede desarrollarse como productor innovador en sus propias localidades rurales o ejidales, convirtiéndose en un agente de cambio, al transferir tecnología y elevando el nivel de vida de su entorno.