El profesional podrá apoyar al productor agrícola; la salud y la producción de especies vegetales convencionales y no convencionales; la aplicación de la tecnología en la producción controlada de alimentos; la promoción y preservación de la salud pública; la preservación del ambiente y los recursos naturales; el gerenciamiento público y privado de sistemas productivos vegetales, técnicas de producción a bajo costo, incremento en la calidad del producto final y de servicios relativos a sus prácticas; la capacidad de mercadeo de productos y subproductos a escalas internacionales mediante buenas prácticas de manejo con estándares de calidad, así como la investigación y transferencia del conocimiento científico y tecnológico.